Historia

Los inicios del Colegio Santa Marta se remontan a un 20 de Marzo de 1949, día en que se vieron realizados los sueños de un grupo de padres unioninos, quienes deseaban contar en la ciudad con un colegio católico. Esta noble iniciativa recibió el apoyo de las autoridades de la época, denominándose colegio “Los Sagrados Corazones” e iniciando sus clases con una matrícula de 51 alumnos. En un primer periodo es el Centro de Padres el responsable del funcionamiento de éste, pero no satisfechos en sus ideales, encomiendan a un grupo de religiosas inglesas la dirección del nuevo plantel, por un tiempo breve, pues muy pronto se retiran. 

El grupo de Padres no dejó morir sus iniciativas y una vez más en busca de otra Congregación Religiosa que lleve a cabo sus ideales, Es así, como el 10 de marzo de 1961, arriban a la ciudad de La Unión las religiosas de Santa Marta para asumir la conducción del Establecimiento Educacional, que cuenta en ese momento con 107 alumnos, matrícula que año a año crece notablemente, logrando crearse en los años 1968 y 1969 el séptimo y octavo Año.

La acción educativa de las religiosas no conoce barreras, se extiende también a los más necesitados de la ciudad, fundando una escuela gratuita con el nombre de “Tomas Reggio” en el año 1962.

Los dos centros educativos responden a la misión educativa de los colegios de Iglesia y a los ideales de los padres y apoderados que anhelan legar a sus hijos, juntamente con la formación intelectual, una sólida formación cristiana que prepare a los niños para la vida y se conviertan en personas libres y realizadas. Con estas conquistas y abiertas a los signos de los tiempos, las Religiosas de Santa Marta ven la necesidad de fusionar los dos colegios en uno solo, donde convivan y se desarrollen personas de diferentes realidades sociales, culturales y económicas, siendo, por lo tanto, consecuente con los llamados de la Iglesia para promover a todo hombre y a todo el hombre.

De esta manera, a partir del año 1971 es un único colegio el que acoge a todas la familias que optan por una formación cristiana para sus hijos y desean compartir el proyecto educativo de los colegio “Santa Marta”.